SISTEMA DIGESTIVO

La digestión de los alimentos consta de varias fases, en cada una de las cuales intervienen distintos órganos que forman parte de un mismo sistema: El Sistema Digestivo. El sistema digestivo recibe también el nombre de tubo digestivo, y en su interior se transforman los alimentos sólidos y líquidos que ingerimos en sustancias que puedan ser asimiladas por el organismo

domingo, marzo 05, 2006

LA DIGESTIÓN PASO A PASO

Éstas son las fases de la digestión de los alimentos en el tubo digestivo:

En la boca se realiza la masticación y la insalivación de los alimentos. Esta fase se llama digestión bucal.
En la masticación intervienen los dientes y el movimiento de las mandíbulas, que se realiza por la acción de dos potentes músculos: el temporal y el masetero, llamados músculos masticadores. Durante la masticación, los dientes cortan, desgarran y trituran los alimentos.
La insalivación es la mezcla de los alimentos triturados por los dientes con la saliva para humedecerlos lubricarlos, e iniciar su tratamiento químico.
Después de la masticación y de la insalivación, el alimento recibe el nombre de bolo alimenticio.


En la faringe y en el esófago se efectúa la deglución del bolo alimenticio y el descenso de éste hacia el estómago.
Al tragar, un cartílago situado entre la laringe y la faringe, la epliglotis, cierra el paso al bolo alimenticio hacia las vías respiratorias.
De la faringe, el bolo alimenticio desciende por el esófago, gracias a la contracción de los músculos que forman la pared interior del esófago, y llega al estómago.

En el estómago tiene lugar la digestión gástrica, durante la cual los jugos gástricos actúan sobre el bolo alimenticio y lo transforma en una sustancia llamada quimo.

En el intestino delgado se realiza la digestión intestinal; a través de la acción de varios jugos, como la bilis, segregada por el hígado, el jugo pancreático, segregado por el páncreas, y el jugo intestinal, el quimo experimenta nuevas transformaciones hasta que es un líquido en el cual se hallan las sustancias nutritivas (obtenidas de los alimentos) están en condiciones de ser asimiladas por el organismo.
Una vez acabada la digestión intestinal estas sustancias asimilables pasan a la sangre, a través de las paredes del intestino delgado en las que se hallan las vellosidades intestinales.
En cada vellosidad intestinal, hay pequeñas ramificaciones de los dos sistemas de transporte a larga distancia del cuerpo: los capilares sanguíneos y los capilares linfáticos. Los capilares sanguíneos recogen la mayor parte de las sustancias nutritivas, mientras que los capilares linfáticos recogen, sobre todo, materias grasas.


En el intestino grueso se absorbe la mayor parte del agua que contienen los alimentos y se inicia la eliminación de los residuos o restos no asimilables de los alimentos

sábado, marzo 04, 2006

LAS FASES DE LA DIGESTIÓN

El conjunto de órganos cuya función correlativa consiste en convertir los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas de los alimentos en sustancias aprovechables por el organismo es el sistema digestivo, llamado tambien tubo digestivo, porque es, en realidad un tubo de casi once metros de longitud, a lolargo del cual, el alimento sufre varias transformaciones (es digerido) a través de una fase mecánica y una fase química.
  • Fase mecánica consiste en la reducción del alimento que ingerimos en partículas lo bastante pequeñas para que lo podamos tragar fácilmente y para que pueda "viajar" por el tubo digestivo. Como ya sabes, esta fase mecánica tiene lugar básicamente en la boca. Los dientes cortan, desgarran y trituran los alimentos, con la ayuda de la lengua, para que todos los dientes intervengan en la masticación.
  • Fase química de la digestión, consiste en la transformación de los alimentos en sustancias asimilables por el organismo. Esta transfromación se realiza por la acción de varios jugos, llamados jugos digestivos, segregados por diversas glándulas, situadas unas en la boca y en el estómago, y otras (el hígado y el páncreas) situadas fuera del tubo digestivo, pero conectados a él a través de diversos conductos.

Los órganos del tubo digestivo, son: la boca, el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso y el recto.

viernes, marzo 03, 2006

LAS MÚLTIPLES FUNCIONES DEL HÍGADO

El hígado realiza más de 500 funciones distintas, lo que hace imposible analizarlas con detalle; por tanto las englobaremos en grandes grupos que nos permiten hacernos una idea clara de su funcionamiento. Así, tenemos que estos grupos son los siguientes:
  • Funciones relacionadas con la digestión: la producción de bilis.
  • Funciones de control y almacenamiento de los alimentos
  • Funciones de desintoxicación.

La producción de bilis

Cada uno de los pequeños lobulillos que constituyen el hígado recoge de la sangre cientos de sustancias de desecho: productos tóxicos resultantes del metabolismo celular, globulos rojos muertos, etc. y los utiliza para sintetizar la bilis, un líquido verdoso que sale de los lobulillos por los capilares biliares, éstos, al confluir entre sí, forman el conducto hepático; éste se junta con el conducto cístico y llegan a constituir un conducto bilar común o colédoco. El conducto biliar común, antes de su desembocadura en el intestino, se une con el conducto pancreático. En el extremo distal (o sea, el más separado de la vesícula) del conducto biliar común. se encuentra el esfínter de Oddi, que cuando está cerrado obliga a la bilis que se va formando a ascender por el conducto cístico y a acumularse en la vesícula biliar, que la cedeá al intestino cuando el proceso digestivo lo requiera.

jueves, marzo 02, 2006

¿QUÉ ES LA BILIS?

La bilis es un líquido espeso, amarillo­-verdoso y ligeramente alcalino compuesto básicamente por agua, sales biliares, sales inorgánicas, pigmentos biliares, ácidos biliares, grasas y colesterol. No contiene enzimas y sus más importantes constituyentes son:

Sales biliares. Además de proporcionar un pH básico a la bilis y a los productos intestinales, se encargan de emulsionar las grasas de los alimentos dividiéndolas en partículas más pequeñas, con lo que se favorece la acción digestiva de los enzimas intestinales. Las sales biliares también facilitan la absorción intestinal de las grasas.

Pigmentos biliares: bilirrubina y biliverdina. De color rojo y verde, respectivamente, son derivados de la hemoglobina. Concretamente, ambos pigmentos representan uno de los productos finales de la desintegración de los glóbulos rojos, excretados por vía biliar y vertidos al exterior junto con las heces fecales.

El hígado segrega diariamente entre 700 y 1.200 ml de bilis, pero esta cifra puede variar desde 250 ml hasta más de 1.000 ml.

El proceso que sigue la bilirrubina de la bilis una vez que ha llegado al intestino, es realmente interesante:

Ya en el intestino sufre una serie de reacciones debidas a la flora bacteriana intestinal, que conducen a la formación de la estercorbilina, que es el pigmento característico de las heces.

Paralelamente, algunos de los productos intermedios de dicha transformación son absorbidos por la mucosa intestinal y devueltos al hígado, desde el cual son excretados de nuevo al intestino o llevados a los riñones donde se convierten en urobilina, que forma parte del pigmento propio de la orina, el urocromo, que el cuerpo humano excreta de un modo constante, excreción que se incrementa notablemente durante los estados febriles.

Como ves, el cuerpo humano es muy avaro sus propios productos, como si quisiera asegurarse de que, cuando los excreta definitivamente, es porque, realmente, ya no le sirven para nada y se han convertido en productos nocivos.